La cara de un infante dormiendo, tomada desde una persepctiva extraña, evocas sensaciones de cielos y planetas
Au troisième jour, obra de Christophe André

Y planetas

caigo ,

al agua de mi piel caigo ,

desde por dentro me anego ,

, en los recodos de la carne
donde en secreto células propagan
mi cuerpo que se renueva,
silencioso en las horas ,
detrás del yo que nace
en aquel día sin olvido
del humano y de las bestias,
, y de repente. vida desde el agua:

algo ya vivía en la tierra, en su fuego
en este frío encendido por estrellas,
donde la materia nacía
una orden ya escrita:
es misterio nocturno, detrás de las nubes
cuando el horizonte es límpido
y ninguna, luz artificial esconde
la verdadera cara del cielo

De: un día común

 

Gabi

Mis pensamientos son como humo, se van al mínimo movimiento de aire. Voluble, como la mar cambio de rumbo cada seis horas, mis sentimientos se manifiestan de pronto y sin engaño. Vivo perdidamente... - Autobiografía -

Comenta