Cubierta cuento cabeza revés Valeriano Bécquer
Interior de una casa de un pueblo de Aragón (Valeriano Becquer)

Con la cabeza del revés

Marchena (Sevilla) 1993. Contado por Domingo Martín Maqueda, publicado por José L. A. García en: Cuentos Populares Sevillanos, Tomo II

Esto era un arriero, que tenía un burro. Y todos los días iba al monte por una carguita de leña de pinos para guisar, para cocer el pan. Y siempre por el camino iba comiendo piñones. Pero un día se le cayó un piñon. ¿Y dónde vino a caer? En una matadura que tenía el burro. Y nació un pino. Cogió el pino a criar, criar, criar… ¡Y ya llegaba al cielo criando!
Un día miró para arriba y vio el árbol cargado de piñas. Y dice, pues yo me voy a subir y voy a coger unas piñas.
Se lia a varear, ¡venga subir, venga subir!
Cuando llegó arriba, se lio a coger piñas. ¡Venga coger piñas, venga coger piñas!
Y antes de que acabara, salió el burro andando llevándose el pino… ¡Que se cae, que no se caía…, que ya no sabía lo que hacer…! ¡Total! Que se agarró en los eslabones del cielo.
Y luego cogió una manta que tenía, y tiró la manta que tenía para ver cuanto alto estaba, y ni vio llegar la manta al suelo. Y ya no sabía lo que hacer, y dice, pues yo me voy a soltar y sea lo que Dios quiera.
¿Y donde vino a caer? En lo alto de una piedra. Y se le quedó la cabeza allí clavada. Dice, Y ahora, ¿Qué hago yo sin cabeza?
Pues agarra, fue a su casa a coger una hacha, y con la hacha rajó la piedra, y sacó la cabeza. Y se puso la cabeza del revés.
Y desde entonces, donde quiera que iba, iba siempre vuelto de espalda.

Gabi

Mis pensamientos son como humo, se van al mínimo movimiento de aire. Voluble, como la mar cambio de rumbo cada seis horas, mis sentimientos se manifiestan de pronto y sin engaño. Vivo perdidamente... - Autobiografía -

Comenta