Sombra es lo que buscamos cuando hay demasaida calor, la foto representa una mujer sedienta que con la boca abierta espara que una gota de agua resbale desde una hoja hacia su lengua
Fuente, detalle (León Hernandez )

Sombra

Verano, Sevilla, Sol en el cenit de Calle Castellar

: desde lo alto, más arriba de los campanarios de las palmeras del orgullo de Sevilla, desde lo alto, donde solo hay azul y frío, desde lo alto el Sol desborda el cielo y cae, hundiendo la tierra en un calor como de sangre humana. densa, líquida, la Luz se come el espacio en una ceguera de fuego. el calor acecha, ciega, desdibuja. todo pierde limites, de los perfiles solo queda el candor de una soledad de llamas, la pureza de este blanco que crece hasta cubrirlo todo. tiemblas viajero, el Sol ha despertado una criatura inmensa, es el Sur que abre su boca negra por la calor, hambrienta de hombres, hambrienta de héroes que ofrecen sus carnes por deseos más fuertes que la vida, es el Sur que asusta la piedad y muerde el alma de nuestra gente: como un puñal de hierro, hirviendo, el Sol me abre el pecho, el calor es una droga que se mete por el cuello y deshace el alma. la voluntad se rinde hacia deseos que desbordan la carne, es un adormecimiento dulce, una caída lenta de la moral. hay algo en mi boca hay algo, un deseo puro de morderte, una gana de morir amándote entre sudor y vino. el Sol ruge y la tierra tiembla, el mundo parece a punto de romperse cuando llega, de repente, inesperada, desde lo escondido, desde la sombra de una tapia, un aire fresco, ligero, algo lejano y extraño, un perfume verde húmedo exaltado, como el primer beso de una esposa, llega, desde la sombra, para clavarse en la calle con la fuerza de un sueño. es la oscuridad segura del patio, la piedad de sombra y fuente, la única piedad que aquí encontraremos, y este , lento gotear de aguas, un sonido que nace entre cristales, que sierra los ojos, que despacio ensancha el silencio hasta una ruptura violenta y muda.

 de: Comedia de Amor Flamenco…

 

Alejandro Sidonia

Sediento siempre de novedades, y tan sobrado de imaginaciones extrañas y maliciosas, como falto de juicio y compostura. Con los nervios siempre tensos, el alma continuamente... - Autobiografía -

Comenta