retrato_bebé_pensando
Sin título (Hugo Gomes)

¿Qué es la inteligencia?

Este breve ensayo sobre la inteligencia, su naturaleza y una posible definición, nació a raíz de una noche de vino divagando sobre las implicaciones éticas y sociales de la Inteligencia Artificial. Estamos conscientes de que definir la inteligencia implica tomar parte en una debate más grande: una posible definición de ser humano, y sus diferencias respeto a las otras especies animales.

Una breve presentación

Creemos el ser humano en unidad y plenitud: no concebimos la inteligencia, cuál que fuese su definición, como independiente de la totalidad del ser. Toda actividad intelectual involucra el ser completo: los estímulos sensoriales y el estado físico; memorias y emociones, sobre todo el entusiasmo y el miedo; la intuición y la imaginación; el instinto, el tiempo y las necesidades; el error, la experiencia y el objetivo. No sabemos nada, pero creemos profundamente en una realidad que no se resuelve en la mecánica ni en los cálculos, y donde no todo puede medirse con las herramientas de la ciencia exacta. Amamos al vino, a los cuerpos hermosos y a los amigos; al sueño, a la música y al silencio; a la poesía, y a la ciencia cuando redescubre la ética y vuelve a ser humana. Es importante saberlo para evaluar nuestras palabras.

Definir la inteligencia a través de sus procesos.

Sin excluir otras posibles definiciones: la inteligencia es la capacidad de ponerse preguntas y buscar respuestas, o de forma más elegante: la inteligencia es el desarrollo lógico de la intuición por vía de la imaginación.

Una pregunta nace del no saber, pero no puedo preguntarme algo que desconozco por completo, como no puedo ver algo que no sé qué existe: la intuición, como la chispa que enciende el fuego, construye la primera conexión entre nosotros y lo desconocido, permite tener conciencia del no saber, aunque confusamente: en este momento tenemos algo más parecido a una sensación que a pensamiento lógico.

Lógica e imaginación recogen la intuición, y la desarrollan y moldean hasta convertirla en ideas o pensamientos, o sea, respuestas o preguntas concretas. Lógica e imaginación nos ofrecen también la posibilidad de una simulación mental, un poco como un laboratorio de experimentación, donde la mente puede crear todas situaciones, hasta las imposibles, y poner a prueba ideas y pensamientos.

Acabada la fase de “experimentación mental” el sujeto actúa conforme al razonamiento que acaba de desarrollar, o bien lo controla y corrige, o descarta la posibilidad y busca una respuesta nueva, o se da por vencido. A veces el proceso es más sencillo; tenemos experiencia de “algo” nuevo y nos preguntamos su origen y razón: tener la habilidad de ponerse preguntas es tan fundamental para la inteligencia como las alas para una pájaro o el chocolate para una buena tarta, si prefieres la crema o la nata somos enemigos.

La inteligencia como facultad indivisible del ser

El proceso que acabamos de describir, y que implica intuición e imaginación, lo desarrolla un ser mortal, que podría ser tú, tu primo o mi abuela, completamente hundido en la realidad; la realidad es un entorno vivo y habitado, complejo, en movimiento y sin un límite conocido, que nos estimula e influencia constantemente. Junto al proceso cognitivo en sí y al entorno, desarrollamos nuestra inteligencia según unas infinidades de coordenadas culturales, éticas, morales, históricas; interactuamos con nuestros símiles; perdemos interés o nos obsesionamos; sentimos emociones y nos ponemos nerviosos o felices de repente y a menudo sin razón aparente; enloquecemos a veces, a veces nos dejamos llevar por la nostalgia; vivimos el cansancio, la gloria y la monotonía: vivimos. La inteligencia es una facultad indivisible del ser.

Por estas razones estamos en profundo desacuerdos con cuantos suelen clásificar la inteligencia según «tipos», por ejemplo inteligencia espacial, inteligencias emocional ecc. Es una forma de enfocar la definición en el objeto en lugar que en el sujeto.

niña corriendo inteligencia vivencia
La inteligencia es vivencia (Jay Hsu

Inteligencia y límites

Necesitamos ahora un pequeño añadido a nuestra definición: la inteligencia es la capacidad de ponerse preguntas y buscar respuestas dentro de los límites que la sabiduría nos aconseja. El límite es fundamental, y quizás el renegar los límites y cierta obsesión para el absoluto son hoy dos de nuestros grandes problemas. Lanzar una bomba atómica no es algo inteligente, nunca, así como plantearse la idea de la guerra total. Sin seguir con los ejemplos se entiende por donde voy. Límite, en este caso, es lo que balancea los impulsos y permite alcanzar equilibrio. Los seres humanos, como colectividad, faltan de serenidad y de una idea de límite hasta el punto que resultamos unos completos imbéciles que sueñan con crear otros seres sin carne que tienen lo que a ellos mismo les falta: inteligencia.

foto archivo gobierno US bomba de hiroshima público dominio

¿La inteligencia puede ser artificial?

No, en absoluto la inteligencia puede ser artificial, porque la vida no es artificial, porque las facultades de los seres no se pueden aislar del ser. Estoy convencido de que uno de los grandes fallos históricos del ser humano, ha sido el intento de diseccionar la realidad, y reducirla en fórmulas cómodas bastantes para que pueda manejarla e ilusionarse de poder un día, a través de su propia lógica, explicar el universo.

La inteligencia es parte integrante de los procesos intelectuales que generan conocimiento: el ser humano debería que ser capaz de simular o re-crear a sí mismo y al universo donde se mueve para que una máquina pueda pensar y ser inteligente en el sentido natural de la palabra.

Lo que llamamos inteligencia artificial no tiene nada a que ver con la inteligencia: es un programa iformático extremadamente refinado y con multiples aplicaciones, capaz de almacenar y elaborar datos según patrones y ensanchar sus posibilidades a través de estadísticas. En definitiva la inteligencia artificial es puro cálculo. Es un poco como la diferencia entre un puzzle y una pintura, el primero es una combinación de elementos dados, la segunda es una creación totalmente nueva. Reivindicamos que el conocimiento tiene una fuerte componente emocional e irracional, que la inteligencia propiamente dicha no se puede aislar de la vivencia y que, sobre todo, el conocimiento está ligado a la vida, es hijo de la necesidad o de la curiosidad.

El ser humano ha inventado un sistema de conocimiento llamado ciencia, luego, orgulloso como siempre, ha creído de poder aplicar este sistema a todo: ha creído de poder encerrar el universo dentro de sus pautas lógicas. De otra manera: los seres humanos no sabemos o no queremos ponernos límites. La búsqueda del absoluto nos ha convertido en seres poco inteligentes.

Sabrosas citaciones sobre la inteligencia

Acabamos unos postres intelectuales: unas sabrosas citaciones sobre la inteligencia.

«La inteligencia se refiere a la capacidad mental de aprender, razonar, comprender, adaptarse y resolver problemas de manera efectiva. Es una habilidad compleja que permite a los seres vivos procesar información, tomar decisiones y enfrentar desafíos en su entorno. Existen diferentes teorías sobre la naturaleza y el alcance de la inteligencia, pero es un concepto fundamental para el desarrollo y la evolución de la humanidad
(ChatGPT3.5)

“Y dicen que Homero manifiesta tener esta misma opinión, puesto que escribió que Héctor, cuando quedó fuera de sí por la herida, yacía con pensamientos delirantes, como que los que piensan desvaríos también piensan, solo que cosas distintas”
(Aristóteles, Metafísica)

“Inteligencia es cuando un ser humano levanta la cara al cielo y se da cuenta de las estrellas, y le tiembla el pecho y se pregunta de la alegría, del tedio, de la vida. ¿Por qué hay que morir si vivir es tan bonito? ¿Por qué la belleza es tan fuerte que hasta duele? ¿Por qué el amor si luego me abandonas? ¿Por qué les echa leche al café si está tan bueno?
(Alejandro Sidonia)

“La inteligencia es lo que usas cuando no sabes qué hacer”
(Jean Piaget)

El imaginación, en general, es necesaria de igual forma en el arte y en la ciencia. Si no existiese esta facultad la humanidad no hubiese podido crear el atronomía, la geología, la física”
(Lev S. Vygotskij)

Inteligencia es cuando nos hundimos en la vida y en la experiencia a través de la mente y el razonamiento, la emoción es cuando lo hacemos a través del espíritu o, si no gusta la palabra, a través de las fuerzas irracionales que fluyen en el ser humano; placer y dolor es cuando la vida se toca con la carne, con los sentidos. Digo eso por necesidad de claridad, pero nada se puede dividir del todo, a un ser humano no le puedo quitar la emoción y hablarle solo al intelecto.
(El autor de este artículo)

Qué es la inteligencia: preguntas abiertas

A pesar de que te ha llevado aquí una cuestión filosófica, sepas que Espacio Narrativo es un laboratorio de creación literaria perpetua, o sea: desconocemos el sentido real del » . «. En este párrafo tienes unas preguntas abiertas sobre la inteligencia, o sea, notas que están por desarrollar, quizás nunca lo haremos, tú sabes, las vías de las palabras y de la locura son infinitas. Pero podrían inspirarte.

  • La Inteligencia en los seres humanos y en los animales. Tiene que tener la misma naturaleza, o no nos sería posible interactuar de forma tan profunda y compleja con otras especies.
  • En el ser humano una parte concreta de la inteligencia se enfoca en las herramientas, en su uso y desarrollo.
  • ¿Hasta qué punto el entorno cultural influencia la inteligencia?
  • ¿En qué medida la perdida del instinto animal ha influenciado la inteligencia? La reflexión viene después de una visita a las pinturas rupestres de la Cueva del Moro. Sería interesante rastrear con el pensamiento las huellas de nuestros ancestros.

Espacio Narrativo

pateando entre escombros, paredes levantadas a medias, escaleras que acaban en la nada, los suelos llenos de trozos de sueños, historias sin acabar, versos que buscan poemas, y personajes que piden a - Presentación -

Comenta